La herencia es el reparto de bienes, derechos y deudas que una persona tiene en su poder en el momento de su fallecimiento. Este tipo de trámite se encuentra regulado por el Código Civil español y, en el caso de nuestra Comunidad Autónoma, por el Código de Derecho Foral de Aragón.

Existen dos formas de realizar el trámite, dependiendo de si existe testamento, herencia testamentaria, o si no existe, herencia abintestato. En caso de no existir testamento, será obligatorio realizar una declaración de herederos.

Según el Código Civil, los herederos legales serán los hijos (en caso de fallecimiento los nietos), los padres y resto de ascendientes, los hermanos y sobrinos y el/la cónyuge, en caso de no existir otro, ya que éste podrá disfrutar del usufructo de los bienes en caso de existir herederos.

Tramites

Lo primero que se deberá obtener es el Certificado de Defunción. Este certificado, lo expide el Registro Civil y, normalmente se encarga la propia funeraria de conseguirlo.

Una vez transcurridos 15 días desde el fallecimiento, se solicitarán otros dos certificados:

  • El Certificado de Últimas Voluntades, en el que aparecerá si el fallecido otorgó testamento y, en caso de haber realizado varios, cuál sería el último en otorgar.
  • El Certificado de Contrato de Seguros de Cobertura de Fallecimiento. En este certificado aparecerá si el fallecido tenía contratado algún seguro de este tipo y con qué entidad aseguradora.

En caso de existir testamento y no tenerlo, se deberá solicitar al notario que otorgó dicho testamento copia autorizada. Esta solicitud se podrá realizar de dos formas; o bien presencialmente por uno de los herederos, con el certificado de defunción o el notario que vaya a otorgar la herencia.

En caso de no existir testamento, se deberá realizar declaración de herederos ante notario, con los herederos legales del fallecido. Será obligatorio presentar el libro de familia y el DNI del fallecido originales y que se presenten dos testigos que conozcan a la familia y su relación. En caso de no existir acuerdo entre los herederos, se podrá instar al juzgado para que realice la declaración de herederos.

Una vez que ya se tenga lo anterior, se procederá a realizar el inventario de bienes  para el reparto de la herencia. Se deberán conseguir todas las escrituras de los bienes que estuvieran a nombre del fallecido para así corroborar su titularidad. En caso de que existan bienes indivisibles con valor considerable, se deberán realizar lotes para el reparto. Si fuera necesario, se podría contratar un perito para la valoración de cada uno de esos bienes indivisibles. Estos lotes pueden repartirse según convenga a los herederos.

El siguiente paso será realizar la adjudicación de la herencia ante notario. El notario deberá tener los originales de todas las escrituras y certificados que justifiquen la titularidad de los bienes que formen la masa hereditaria.

Una vez firmada y otorgada la escritura de adjudicación de herencia, se procederá a liquidar el Impuesto sobre Sucesiones de la Comunidad Autónoma a la que pertenezca y el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU), también conocido como plusvalía municipal, recientemente actualizada su forma de cálculo por haber sido declarada como inconstitucional por el Tribunal Constitucional el pasado 26 de octubre de 2021. Los fallecimientos producidos durante el período entre la sentencia del Tribunal y la publicación del Gobierno de la nueva normativa, no tendrán que presentar este impuesto por existir un vacío legal, esto es, desde el 26 de octubre de 2021 y el 8 de noviembre de 2021.

Ahora llega el momento de presentar la escritura, con las liquidaciones de los impuestos, ante el Registro de la Propiedad. Deberá presentarse en tantos Registros como corresponda, según los bienes que existan y donde estén ubicados.

En todo caso, una herencia se puede aceptar o repudiar. Repudiar una herencia significa no aceptar la herencia.

Gastos tramitación herencia

  • Los certificados de últimas voluntades y de contrato de seguros no son gratuitos y tienen un coste de 3,78 euros cada uno, que se deberán abonar a través del modelo 790.
  • Notario: El precio del notario dependerá tanto de la masa hereditaria, es decir, el número de bienes a declarar, como del número de herederos y el reparto que se realice.
  • Impuesto sobre sucesiones: El importe a pagar, dependerá del valor de la masa hereditaria, del grupo de parentesco de los herederos y de las reducciones a lo que se tenga derecho. Nos adentramos en este tema más adelante.
  • Plusvalía municipal: En la actualidad, existe dos formas de calcular esta plusvalía, o bien por el valor de plusvalía real o utilizando un coeficiente sobre el valor catastral del bien.
  • Registro de la Propiedad: dependerá del número de inscripciones que haya que realizar, y éste depende del número de herederos y de bienes a inscribir.
  • Gestoría: En caso de recurrir a una asesoría/gestoría para la realización de un trámite, tendrá un cargo de honorarios por esta tramitación.

Impuesto sobre Sucesiones

La Base Imponible de este impuesto será el valor neto de la adquisición individual de cada sujeto. Además de los bienes, se incluirá también el ajuar, que será del 3% sobre el valor neto de los bienes.

Reducciones de la Base Imponible:

Estatales:

  • Por parentesco. Dependerá del grupo de parentesco al que corresponda el heredero.
  • Por minusvalía. Dependiendo del grado de discapacidad.
  • Por seguros de vida. 100% con un límite de 9.159,49 euros, para cónyuge, ascendientes o descendientes.
  • Por adquisición de empresa individual. 95% cónyuge, descendientes o adoptados, manteniendo la adquisición 10 años.
  • Por adquisición de bienes de Patrimonio Histórico o Cultural. 95% cónyuge, descendientes o adoptados, manteniendo la adquisición 10 años.
  • Por adquisición de explotación agraria.
  • Reducción de cuotas de anteriores sucesiones.

Mejoras estatales por la CA de Aragón:

  • Adquisición mortis causa de la vivienda habitual de la persona fallecida. 100% del valor de la vivienda, límite de 200.000,00 euros para cónyuge, ascendiente o descendiente.
  • Adquisición mortis por hermanos de la persona fallecida: 15.000,00 euros.

Reducciones propias de la CA de Aragón:

  • Reducción por hijos del causante menores de edad. 100% con el límite de 3.000.000,00 euros.
  • Reducción para personas con discapacidad. 100% para personas con un grado de discapacidad igual o superior al 65%.
  • Adquisición mortis causa sobre empresa individual. 99% del valor para cónyuge o descendientes. Mantener adquisición durante 5 años. 50% en caso de herederos distintos a cónyuge o descendientes, cumpliendo una serie de requisitos.
  • A favor del cónyuge y de los ascendientes y descendientes. 100%, siempre que el total del resto de reducciones de la base imponible sea inferior a 500.000,00 euros. En caso de grado de discapacidad de los hijos del 33 al 65%, se elevará a 575.000,00 euros.
  • Reducción por la creación de empresas y empleo. 50% cumpliendo una serie de requisitos.
  • Fallecido por actos de terrorismo o violencia de género. 100% de la adquisición hereditaria para descendientes, ascendientes y cónyuge.

En Iberanfico tenemos amplia experiencia en la tramitación de herencias, por lo que si necesitas asesoramiento en esta situación, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, te facilitaremos nuestros recursos y nos encargaremos de absolutamente todos los trámites.