En el artículo de hoy analizaremos una forma diferente de crear una empresa: comprar una sociedad previamente constituida. No nos referimos con esto a adquirir un negocio en funcionamiento, sino a adquirir una sociedad que nunca haya desarrollado ninguna actividad y que se haya creado únicamente con el objetivo de mantenerla inactiva hasta su venta.

¿Por qué comprar una sociedad previamente constituida?

La ventaja principal de comprar una sociedad ya constituida es evitar todos los trámites que conlleva crear una sociedad. Evitando todos los trámites administrativos y de constitución que requiere. Además, se evitarán posibles errores que se puedan cometer en el proceso y que podrían demorar el inicio de la actividad.

Por lo tanto, esta es una buena alternativa si se necesita constituir una sociedad con la mayor brevedad posible. Es cierto que existen formas societarias en España como la Sociedad Limitada Nueva Empresa, que se creó con este mismo objetivo, pero no será tan ágil como comprar la sociedad. Ya que se podrán finalizar los trámites en unas pocas horas.

Pasos a seguir para comprar una sociedad ya constituida

Los pasos a seguir para comprar una sociedad ya constituida serán muy simples. Ya que únicamente se deberá adquirir las participaciones sociales y acudir al notario para modificar las escrituras de la sociedad.

Además, si no se corresponde la actividad con la que se inscribió la sociedad con la de tu proyecto, habrá que acudir al registro mercantil para solicitar una modificación en la escritura de constitución.

Cómo evitar riesgos al comprar una sociedad ya constituida

Esta acción no está exenta de riesgos, ya que cuando adquieres las acciones de una sociedad se transfieren todas las obligaciones que pudiera haber acumulado si en algún momento presentó actividad.

Esto es algo que no suele suceder. Pudiéndose prevenir con la simple precaución de comprar la sociedad a una empresa de confianza.

De todas formas, no está de más certificar que la sociedad se encuentre al corriente de las obligaciones tributarias en la Agencia Tributaria. Además del certificado de estar al corriente de pagos a las Seguridad Social.

Conclusiones

Comprar una sociedad previamente constituida es una acción habitual, pero que se recomienda únicamente en los casos en los que exista una verdadera urgencia para iniciar la actividad lo antes posible. En cualquier otro caso, la mejor opción será constituir una sociedad de forma tradicional.

Si necesitas asesoramiento para constituir tu sociedad no dudes en ponerte en contacto y te asistiremos como asesores de empresas.