El pasado día 13 de octubre, se aprobó el proyecto de Ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal, en el que, entre otras medidas, se ha endurecido el límite de los pagos en efectivo entre empresarios, pasando de los 2.500 euros a los 1.000 euros.

También se endurecerá el limite en el caso de que el pagador sea persona física que no tiene domicilio fiscal en España, pasando de los 15.000 euros de límite actual, a los 10.000 euros.

El objetivo de esta medida no es otra que reducir al máximo este tipo de transacciones para poder tener la trazabilidad de todas las operaciones, tal y como ha declarado la ministra Montero.

El límite de movimientos en efectivo para los particulares, de momento, sigue siendo de 2.500 euros, aunque con el creciente desarrollo de los medios de pago digitales, cada vez está mas cerca el final del dinero en efectivo.

Entrada en vigor

Habrá que estar pendientes a que este proyecto de ley esté aprobado en el Congreso, ya que suele tardar entre tres y cinco meses desde que el Consejo de Ministros lo envía al parlamento hasta que se aprueba, sanciona y promulga por el Rey y es publicado en el BOE.

Limitaciones en vigor de pagos en efectivo

En la actualidad, esta limitación se encuentra en los 2.500 euros, es decir, hasta que no entre en vigor el nuevo proyecto de ley no se pueden pagar en efectivo operaciones en las que intervenga un empresario o profesional de importe igual o superior a 2.500 euros. En el caso de que el pagador sea una persona física que no tiene domicilio fiscal en España y no actúa como empresario o profesional, este límite puede llegar hasta los 15.000 euros.

Sanciones

Cuando no se cumpla con estas limitaciones, podrá constituirse una infracción administrativa, de la que tendrán que responder de forma solidaria pagador y receptor.

Este tipo de sanciones son consideradas como graves y la base de la misma será la cuantía que ha sido pagada en efectivo, superior a 2.500 euros o 15.000 euros, según el caso, siendo ésta del 25% de esa base.

Entidades financieras y la Agencia Tributaria

Las entidades financieras deben informar a la Agencia Tributaria las operaciones y las personas que las realizan transacciones con billetes de 500 euros, operaciones que son superiores a 10.000 euros y los pagos y cobros de más de 3.000 euros cuando se realizan en metálico.

La Agencia Tributaria podrá solicitar extracto de movimientos de cuentas bancarias de aquellas de las que exista algún indicio o sospecha sobre el origen de su dinero.

Otras medidas aprobadas

En el proyecto de Ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal ser recogen otras medidas como:

  • La prohibición de amnistías fiscales que afectará a grandes fortunas y patrimonios. Se impedirá que haya beneficios tributarios injustificados qeu supongan la quiebra del deber de contribuir al sostenimiento de los gastos del Estado.
  • La ampliación del listado de deudores de Hacienda, disminuyendo de 1 millón de euros a 600.000 euros el importe cuya superación conlleva la inclusión en dicho listado, fomentando así el ingreso de deudas por parte de los grandes deudores con Hacienda.
  • Lucha contra paraísos fiscales, actualizando y ampliando el concepto de paraíso fiscal, incluyendo en la listo todos los territorios que faciliten la existencia de sociedades extraterritoriales para atraer beneficios sin actividad económica real o aquellos donde haya opacidad y falta de transparencia.
  • Combatir la utilización del software de doble uso (programas informáticos que permiten manipular la contabilidad), contemplándose someter a certificación a los programas contables y establecer un régimen sancionador especifico tanto por la producción como por la tenencia de este tipo de programas.
  • Conseguir mayor control de criptomonedas, obligando a informar sobre la tenencia y operativa con monedas virtuales, así como exigiendo información de saldos y titulares de las monedas en custodia. Se introduce también la obligación de informar en el modelo 720 de declaraciones de bienes y derechos en el exterior sobre la tenencia de monedas virtuales en el extranjero.
  • Reforma de valores de referencia en los impuestos ITPAJD, IP e ISD, en el caso de bienes inmuebles, el valor de referencia del Catastro se convierte en la base imponible de los tributos patrimoniales.
  • Medidas antielusión fiscal para reforzar la tributación en España y para asegurar que las empresas que se trasladen fuera de España sigan tributando en nuestro país.
  • Cumplimiento voluntario de las obligaciones fiscales para aligerar el volumen de litigiosidad con los contribuyentes y fomentar el pago voluntario. Incluyendo medidas para reforzar el control de operadores del juego y combatir el fraude que puede producirse en las apuestas deportivas.

Según este proyecto de Ley contra el fraude fiscal, todas estas medidas, podrían tener un impacto de 828 millones de euros en las arcas públicas el próximo año.

Fuente: https://www.lamoncloa.gob.es

Elena Fuertes Roca
Asesora fiscal en Iberanfico, SL.