El sector de la moda en España es uno de los motores de nuestra economía. Con un gasto medio anual de alrededor de 500 € por habitante, dando trabajo a más de 47.000 personas en nuestro país, muchos emprendedores deciden montar una tienda de ropa como medio principal de ingresos.

Sin embargo, este sector pierde atractivo a pesar de esta gran demanda por la elevada competencia. Por lo que si no realizas correctamente el plan de negocio antes de montar tu tienda de ropa su supervivencia a largo plazo estará en peligro.

Para ponerle remedio hemos creado este artículo. En los siguientes puntos analizaremos los aspectos clave que debes tener en cuenta para comenzar tu negocio con cimientos sólidos y definir un plan para superar los obstáculos que te encuentres en el camino.

¿Qué tener en cuenta antes de montar una tienda de ropa?

El sector textil está monopolizado por las grandes firmas y el mercado de gran consumo. Los gigantes del sector dominan el mercado gracias a su presencia en los centros de consumo y su inmensa inversión publicitaria.

Esto deja poco espacio para los pequeños comercios. Pero si analizamos las características del mercado más detenidamente vemos que no hay que perder la esperanza.

La compra de prendas de vestir ha pasado de ser una necesidad a convertirse en un acto social a través del que nos identificamos y expresamos nuestra personalidad. Lo que lleva a que muchos consumidores quieran alejarse del consumo de masas para encontrar productos diferentes y un servicio personalizado.

Por ello, el primer paso cuando te estés planteando montar una tienda de ropa es darte cuenta de que no puedes ganar la batalla a los gigantes del sector con sus mismas armas. Tienes que ofrecer un servicio diferente enfocado a un público objetivo concreto.

Después de esta reflexión pasemos a definir qué aspectos diferenciadores deberás incluir en un el plan de negocio de tu tienda de ropa.

Aspectos diferenciadores para montar una tienda de ropa

1 Punto de venta

El punto de venta es un aspecto esencial para una tienda de moda. Será donde acudan tus clientes a adquirir tus productos y definan su experiencia de compra. Pero con la llegada de internet el punto de venta dejó de ser únicamente el local comercial para ampliarse a todos los canales de venta.

Debes tener presente que el proceso de compra de tus clientes es complejo. Muchos de ellos deciden su compra en internet para finalizarla en la tienda física o a la inversa. Por ello, si no tienes una tienda online y trabajas tu presencia en las redes sociales perderás muchas oportunidades de venta.

En cuanto al local comercial, dónde ubicarlo sigue siendo un aspecto clave. Debes intentar que su ubicación esté cerca de las zonas comerciales cuidando con no superar tu presupuesto para alquiler (lo veremos más adelante). Intenta que cuente con licencia de apertura y actividad, ya que te ahorrará alrededor de 2.000 € y unos 45 días para su apertura.

La presentación de los productos es otro aspecto muy a tener en cuenta. En el punto de venta físico será clave cuidar el mobiliario, iluminación, escaparates y merchandising. Mientras que contar con buenas fotografías del producto y una tienda online bien diseñada que ofrezca una buena experiencia de usuario serán las claves para satisfacer a tus clientes.

2 Producto

El producto es un aspecto clave para montar tu tienda de ropa. En este punto deberás cuidar varios aspectos, como son:

  • Surtido: de la variedad de prendas que ofrezcas en tu tienda dependerá el público que atraigas. Por ello, marcar tu estilo para enfocarte a tu cliente ideal intentando diferenciarte de la competencia.
  • Precio: debes trabajar para conseguir el mejor acuerdo posible con los proveedores que te permita ofrecer precios competitivos con un margen atractivo.
  • Disponibilidad: debes comprobar que las marcas que ofreces te puedan surtir de productos con eficiencia para ofrecer siempre el mismo estilo de ropa y no sufrir roturas de stock.

3 Servicio

El servicio es un aspecto clave para diferenciar tu tienda de las grandes cadenas. Los consumidores que acudan a un establecimiento como el tuyo están buscando un trato más personalizado que se aleje del trato impersonal al que están acostumbrados.

Cómo realizar el plan de negocio para tu tienda de ropa

Ahora que ya sabes cuales son los aspectos diferenciadores vamos a comenzar con los pasos para definir tu plan de negocio. En los siguientes puntos te mostraré todos los aspectos que debes tener en cuenta para aumentar al máximo las probabilidades de éxito al montar tu tienda de ropa.

Para ello me basaré en el modelo Canvas de desarrollo de modelos de negocio.

1 Propuesta de valor: ¿Qué vas a ofrecer?

El primer paso es definir cuál será tu propuesta de valor. Una forma de identificarla es respondiendo a la pregunta ¿qué voy a ofrecer que haga que mis clientes compren en mi tienda?

Por ejemplo, puedes destacar la calidad de tu producto, su precio, la variedad de tu surtido, el servicio que ofreces a tus clientes, etc.

2 Define tus clientes: ¿Quiénes son y motivaciones de compra?

Una vez definida tu propuesta de valor debes identificar a los consumidores a quien mejor les encaje. Es decir, debes definir a tu público objetivo.

Para ello tienes que identificar sus características demográficas (sexo, edad, ubicación, nivel de ingresos, educación, etc.) y sus motivaciones de compra (precios bajos, diseño, diferenciación, calidad de las prendas, etc.).

3 Canales: ¿Medios para alcanzar a tus clientes?

El siguiente paso para definir el plan de negocio de tu tienda de ropa es definir los canales a través de los cuales distribuirás tus productos. Para ello es útil responder a la pregunta ¿qué medios utilizarás para llegar hasta tus clientes?

Aquí deberás incluir los puntos de venta, canales de comunicación y esfuerzos de marketing que utilices para que tus clientes lleguen hasta tus productos.

4 Relación con el cliente

El siguiente punto es establecer la relación con tus clientes. Establece cómo será tu trato con ellos y el nivel de servicio que les brindarás. Debes considerarlo como parte de tu imagen de marca y será unos de los aspectos por los que acudan a tu tienda.

5 Fuentes de ingresos

Debes definir tus fuentes de ingresos y sus características para contar con los recursos para sacar adelante tu negocio. Aspectos como la temporalidad de la demanda, la acumulación de stock, gestión de devoluciones, pagos a proveedores y trabajadores, entre otros, determinarán tus necesidades financieras.

Por ello, debes contar con un asesor financiero que estudie tu caso y elabore el plan financiero donde se incluirán las fuentes de financiación de tu proyecto.

6 Recursos clave

Los recursos clave serán los elementos imprescindibles para desarrollar tu actividad. Por ejemplo, puede ser tu tienda online, pasarela de pagos, tu local físico y TPV.

7 Socios y proveedores

Tienes que trabajar la relación con tus proveedores para conseguir el mejor surtido, a los precios más competitivos y con las condiciones de pago más ventajosas posibles. Esto te ayudará a mejorar tu competitividad al ofrecer unos precios más atractivos manteniendo tu margen.

9 Estructura de costes

Por último, debes tener clara tu estructura de costes. Incluyendo tanto los fijos como los variables.

Si defines correctamente estos 9 puntos tendrás bajo control los elementos clave que determinarán el éxito de tu negocio. Para asegurar la definición correcta de este proceso es aconsejable contar con un asesor de empresas que aporte su experiencia ayudando a crear planes de empresa.

Ejemplo de análisis económico financiero

Por último, te mostraré un ejemplo de análisis económico financiero que podrían incluir el plan de negocio de una tienda de ropa. Tienes que tener en cuenta que es un ejemplo orientativo y que no lo puedes extrapolar a tu caso concreto.

1 Inversión

Para montar una tienda de ropa la principal inversión se concentra en la reforma del local comercial, la compra de mercancía y del mobiliario. Además, has de tener en cuenta los meses de alquiler del local hasta que se finalice la obra.

La cuantía de cada partida dependerá de factores como el tamaño y estado del local, el precio de alquiler y el precio medio unitario de las prendas. Sin embargo, puedes tomar como cifra orientativa que las existencias iniciales ascienden a unos 15.000 €, mobiliario y decoración 10.000 € y equipos informáticos 4.000 €.

Para prevenir retrasos en la reforma debes firmar un plazo de entrega con la empresa encargada estableciendo una penalización por demora.

2 Gastos fijos

En siguiente punto es establecer los costes fijos que generará tu negocio. Lo que significa que no dependerán de tu volumen de ventas, manteniéndose constantes.

Para nuestro ejemplo vamos a suponer que el local se encuentra en una zona comercial de una ciudad mediana, que se cuenta con un empleado y el propietaria es autónomo obteniendo su sueldo de los beneficios del negocio. En este supuesto los gastos serán:

  • Alquiler: 2.000 €
  • Personal: 1.000 €
  • Seguridad Social: 300 €
  • Cotización Autónomos: 250 €
  • Suministros: 200 €
  • Internet y teléfono: 80 €
  • Seguros: 120 €
  • Servicios de Gestoría: 100 €
  • Gastos financieros: 150 €
  • Amortización inversión: 300 €
  • Publicidad: 500 €

En total se contabilizan 5.000€ de gastos fijos.

3 Gastos variables

Los gastos variables serán aquellos que variarán según la cifra de ventas. Estos son los derivados de la compra de mercancía, almacenaje y su distribución. Como en este supuesto se dispondrá de almacén en el local no contemplamos el coste extra de almacenaje.

Habrá que establecer el margen comercial que asegure la rentabilidad del negocio. Siendo una ratio aproximado de 2,5 entre el coste y el PVP de una prenda. Además, en la venta online habrá que añadir el coste de envío y establecer a partir de que cuantía se ofrecerá envío gratuito.

4 Estimación de ventas

La estimación de ventas para el primer año podría aproximar a los 8.000 € al mes, con grandes variaciones durante el año. Concentrándose la demanda en navidades y en periodos de rebajar. Esto implica asumir unas pérdidas de 2.400 € durante el primer año.

Es aconsejable ser prudente con las estimaciones y contar con un fondo que permita superar los primeros meses con pocas ventas y un año asumiendo pérdidas. La forma de conseguirlo sería a través de fondos propios o solicitando financiación.

5 Financiación

Además de disponer de la financiación inicial que te permita afrontar la primera inversión y tener liquidez, se deberán analizar otros aspectos de tu negocio para contratar otros productos bancarios para ayudarte a superar las fluctuaciones de la demanda.

Conclusiones

Hemos repasado todos los aspectos a tener en cuenta para montar tu tienda de ropa y disponer de todas las herramientas para aumentar tus probabilidades de éxito. Pero como sabes la experiencia es un factor decisivo, por lo que contar con asesores de empresa que te ayuden a desarrollar tu plan de negocio te será de gran ayuda.